La victoria en colores


Cientos de habitantes respondieron al llamado y salieron a cambiar su historia y las de sus familias, pintando con verde primaveral las paredes deterioradas, cambiando el rojo por magenta y adornando de azul oceánico los muros que estaban manchados, la tristeza se pintó de naranja fuerte y como símbolo de unidad en todos los hogares las puertas y ventanas se pintaron de color blanco.

Ahora podemos contemplar la nueva identidad de los victorianos en los rostros sonrientes de los niños. Volver a mirar con esperanza el futuro y saber que los colores transforman el ambiente de una comunidad y sin importar que tan difícil haya sido el pasado siempre podemos transformar el futuro y seguir avanzando con alegría y amor.

¡Síguenos en Facebook!¡Síguenos en Instagram!¡Síguenos en Twitter!¡Únete a nuestro grupo!