EL COLOR DE LA CONVIVENCIA

EL COLOR DE LA CONVIVENCIA SE LLEVÓ A CABO EN CIUDADELA MÍA, UN COMPLEJO RESIDENCIAL CONSTRUIDO EN QUIBDÓ COMO PARTE DEL PROGRAMA DEL MINISTERIO DE VIVIENDA, 100.000 VIVIENDAS GRATIS.

El objetivo del programa era trasladar los hogares localizados en zona de riesgo no mitigable. Sin embargo, factores como la condición de vulnerabilidad de las familias y el hecho de que ahora compartirían la propiedad horizontal, reclamaban un acompañamiento social durante el proceso de mudanza. No solo para mejorar la comunicación entre entidades y beneficiarios, sino en la implementación de actividades que garantizaran la adaptación de las familias en su nuevo entorno.Nuevamente el color jugó un papel importante mediante la alianza entre Fundación Orbis y Tierra S.O.S., pues este permitió involucrar a los beneficiarios en el cuidado de su comunidad.

La pintura de fachadas se articuló con campeonatos deportivos, capacitaciones en las normas de propiedad horizontal, consolidación de líderes y brigadas de protección a la primera infancia. Al final, los barrios aledaños se integraron en estas actividades, lo cual contribuyo a ampliar una red de solidaridad y reconocimiento de las diferencias.

De igual forma se certificaron varias personas en el curso de Estuco y pintura, en Belleza y en Habilidades empresariales. El proyecto benefició a 1373 personas, con 1500 viviendas y zonas comunes.